Los orígenes (1898-1928)

La Fi Lambda Alfa fue fundada en Nueva York el 11 de junio de 1921 como resultado de la unión de tres sociedades: Unión Hispano Americana (Instituto Politécnico de Rensselear de Troy Nueva York, 1898, la más Antigua sociedad estudiantil latinoamericana en los Estados Unidos); Fraternidad Pi Delta Fi (Instituto de Tecnología de Massachussets, 1916); Fraternidad Fi Lambda Alfa (Universidad del Sur de California, Berkeley 1919).

Luego de Organizada la Fi Lambda Alfa se le adhirieron a esta las siguientes sociedades, El Club Latino-Americano (1919) de la Escuela de Minas de Colorado; La Federación Latino-Americana (1926) de la Universidad de Columbia haciendo su ingreso en 1928; El Club Hispania (1929) de la Universidad de Cornell ingresando en 1931; El Club Hispano-Americano (1921) del Colegio de Tri State en Angola ingresando en 1929 y El Capítulo Militante Alfa Tenoxtitlan (1929) constituido por antiguos miembros de la Fi Lambda Alfa en México.

 

La Sigma Iota surgió en Baton Rouge, Louisiana., el 2 de marzo de 1912 anteriormente llamados la Sociedad Hispano Americana, que surgió en la Universidad de Louisiana en 1904.Para 1915 la Sigma Iota constaba de las siguientes ramificaciones:

Instituto Politécnico de Alabama abril 1913
Universidad de Syracuse 1913
Instituto Politécnico de Rensslear septiembre 1913
Escuela Médica de Atlanta octubre 1914
Universidad de Pennsylvania enero 1915
Universidad de Lieja, Bélgica marzo 1914
Universidad de Louvain, Bélgica enero 1914
Universidad de Ginebra enero 1913
Universidad de Guatemala 1914

Debido a la Guerra Mundial y a causas económicas muchas de estas ramas desaparecieron, pero luego fueron organizadas las siguientes:

Habana Cuba 1921
Universidad de Tulane 1923
Universidad de Loyola 1927
Universidad de Florida 1928

La Sigma Iota y la Fi Lambda Alfa se fundieron en la Fi Iota Alfa en 1931. En 1932 se reorganizó la Fi Iota Alfa, estableciendo un organismo superior denominado Unión Latino-Americana, dividiendo los países de la América Latina en Zonas.

[portfolio_slideshow size=medium trans=scrollHorz slideheight=300 speed=400 autoplay=true exclude_featured=true navpos=disabled pagerpos=disabled include=”148, 133, 132, 126, 131, 127″]

 La Sigma (1928-1934)

La Fraternidad Sigma Delta Alfa (Sociedad de Amigos), organizada por trece estudiantes de la Universidad de Puerto Rico en reunión que celebraron en la Glorieta Fabián del recinto a las 4:00pm de la tarde del día 22 de octubre de 1928. Se trazaron como normas de la naciente Fraternidad el:

* 1- Fomentar el compañerismo y la cooperación entre los miembros.

* 2- Levantar el espíritu universitario.

* 3- Recreo social.

* 4- Dar ayuda pecuniaria a los socios

Nuestros Hermanos Fundadores:

1- Santos P. Amadeo 6- Victor M. Sanchez 11- Charles H. Juliá
2- Juan Figueroa 7- Adalberto Carrasquillo 12-Gilberto Del Valle
3- Fernando Jiménez 8- Diego Guerrero Noble 13- Gilberto Alemar
4- Hugo D. Storer 9- Samuel L. Rodriguez
5- Joaquín Velilla 10- José Laracuente
[portfolio_slideshow size=large trans=scrollHorz slideheight=300 speed=400 autoplay=true exclude_featured=true navpos=disabled pagerpos=disabled include=”147, 146, 129″]

Originalmente se sugirió el nombre de Kappa Delta Alfa, pero rápidamente fue cambiado este por el de Sigma Delta Alfa. Animaba a aquellos estudiantes un espíritu emprendedor y ambicioso, sus mentes estaban llenas de ideas luminosas y la fe que tenían en el movimiento que estaban organizando los hizo pensar inmediatamente en establecer una casa para la Fraternidad. Tal era la fe y el optimismo que poseían que un mes más tarde estaban todas las gestiones realizadas y la Fraternidad celebraba su reunión del 5 de diciembre en la Casa Capitular.

La Sigma Delta Alfa gozó por muchos años de cierta supremacía sobre las demás organizaciones universitarias. Sus miembros ostentaban anualmente los puestos de Director del anuario, Presidente de la Clase de Cuarto Año, Presidente de la Sociedad Atlética y Comandante de Batallón de R.O.T.C., los cuatro puestos más importantes de los desempeñados por los estudiantes en aquel entonces. Toda actividad auspiciada por la administración era consultada con el presidente del Capítulo de Río Piedras. La Fraternidad no se limitó a las dependencias universitarias de Río Piedras y organizó en 1929 el Capítulo Beta en el Colegio de Mayagüez por consiguiente el original será reconocido como el Alfa.

Como no existía un capítulo organizado por los miembros pasivos, estos solían asistir con regularidad a las reuniones de los capítulos universitarios, con lo cual ejercían influencia directa sobre éstos y hacían que sus miembros adquirieran madurez mental en los asuntos de la Fraternidad. Las reuniones eran siempre nutridas, interesantes y llenas de espíritu fraternal.

[portfolio_slideshow size=large trans=scrollHorz slideheight=300 speed=400 autoplay=true exclude_featured=true navpos=disabled pagerpos=disabled include=”145, 144, 143 “]

 El organismo; la Unión Latino Americana (1934-1939)

[portfolio_slideshow size=large trans=scrollHorz slideheight=300 speed=400 autoplay=true exclude_featured=true navpos=disabled pagerpos=disabled include=”125, 139 “]

La Fraternidad Fi Sigma Alfa tuvo su primera reorganización con la unión que hicieran el Capítulo Militante Alfa Boriquén de la Fraternidad Fi Iota Alfa con la Fraternidad Sigma Delta Alfa de la Universidad de Puerto Rico en 1934. La Zona de Puerto Rico quedó organizada al constituirse el Capítulo Militante con sede en San Juan. El Capítulo Militante Alfa Boriquén fue organizado en San Juan de Puerto Rico, el 4 de marzo de 1934 por antiguos miembros de la Fi Iota Alfa, fraternidad que surgió a la vida con el motivo de la unión efectuada por la Fi Lambda Alfa y la Sigma Iota el 26 de diciembre de 1931. Por este motivo muchos miembros de los que formaron parte del referido capítulo eran miembros de la Fi Lambda Alfa, y otros eran de la Sigma Iota, mientras que los más jóvenes eran de la Fi Iota Alfa y Sigma Delta Alfa.

En estas condiciones surgió el movimiento para fusionar la Sigma Delta Alfa con el Capítulo Militante Alfa Boriquén de la Fraternidad Fi Iota Alfa. No fue obra fácil el lograr dicha fusión, por cuanto había muchos de los miembros de la Sigma Delta Alfa a quienes dolía verla modificarse luego de haber tenido ésta tan brillante historia. Pero decidida que fue la fusión, se aceptó que todos mantendríamos el espíritu y honor de ser Sigma, respetando las bases que la desarrollaron. Todos reconocieron una identidad misma, sin reservas mentales de clase alguna, y los mismos que antes se oponían supieron pegarle el hombro a la reorganización que crearía la Zona Fi Sigma Alfa de la Unión Latino Americana (domingo 30 de septiembre de 1934) para ponerla a caminar.

No se estableció un organismo central que coordinan los trabajos de los capítulos sino que el Capítulo Militante funcionaba como superior a los dos capítulos universitarios, pero no ejercía control directo. Luego se decidió crear un organismo superior y se redactó una nueva constitución bien detallada por la cual se creaba un organismo denominado Directiva de Zona, al mismo tiempo que se autorizaba la creación de nuevos capítulos Militantes radicados en Ponce y Mayagüez. Estos Capítulos fueron organizados y trabajaron por espacio de algún tiempo, pero debido a lo difícil que se hacía el reunirse fueron disueltos y algunos de sus miembros hicieron su ingreso en el capítulo Militante de San Juan mientras que otros quedaron pasivos, cooperando de vez en cuando con los capítulos universitarios.

La Zona Fi Sigma Alfa siguió laborando y desarrollándose, llegando a ser considerada como la mejor organizada de todas las que componían la Unión Latino Americana. Año tras año se mantenía correspondencia continua con los capítulos entre ellos la Zona Fi Iota Alfa (U.S.A.), la Zona Fi Kappa Alfa (Cuba) y la Zona Fi Tau Alfa (México).

En repetidas ocasiones hubo discusiones con otros capítulos y zonas respecto a ideales de la Fraternidad y al status de la zona de Puerto Rico. Nuestro espíritu conservador, el cual había hecho posible nuestro rápido desarrollo, se encontraba en pugna muchas veces con los “estallidos políticos” de algunos capítulos del Norte por lo cual insistimos varias veces en celebrar una Convención General para dilucidar los asuntos. Se celebro la tan deseada convención en San Juan los días 7 y 8 de enero de 1938. Asistieron a la misma delegaciones de Cuba, Estados Unidos y Puerto Rico. Desgraciadamente no se pudo llegar a un acuerdo respecto al punto principal a discutir relativo al ideal de la Fraternidad, quedando el asunto en las mismas condiciones que antes.

Pasada la convención, cada zona consideró el asunto individualmente, resolviendo la Zona de Estados Unidos que los ideales de la U.L.A. demandaban de cada uno de sus socios una declaración abierta pro-independencia de Puerto Rico y que los que no estaban conformes con esto no podían seguir dentro de la Fraternidad. La Zona de Cuba no tomó acuerdo alguno y acataron la decisión de la Zona de Estados Unidos.

Puerto Rico rechazó de plano la anterior decisión porque no había sido nuestro ánimo, ni existido en nuestras mentes, tal estado de cosas. Nunca se había considerado un status político dado como necesario para la buena marcha de la Fraternidad, y se consideró la intromisión de asuntos políticos como detrimental. El 25 de septiembre de 1938 la Zona Fi Sigma Alfa de Puerto Rico se retiró de la Unión Latino Americana.


 La Era de crecimiento (1939-1964)

picture_007small2

 

Como la Zona Fi Sigma Alfa estaba organizada sobre bases fuertes, de amistad sincera, compañerismo insuperable y sobre todo, amor a la Sigma, no sentimos efecto alguno con tal separación. Los antiguos miembros de la Fi Iota Alfa y los de la Sigma Delta Alfa ya habían dejado sus “viejos ropajes” y eran todos y cada uno de ellos un Fi Sigma Alfa, mejor conocido como Sigma, orgullosos de su Fraternidad. Y la Zona siguió trabajando como si nada hubiera pasado, trabajando eso sí, en los planes de reorganización de la misma, a tenor con las ideas y normas que siempre habíamos tenido.

Al igual que los miembros de la Sigma, hubo una gran mayoría de los miembros del Capítulo de la Fi Iota Alfa de la Universidad de Louisiana quienes descontentos con el carácter dado a su fraternidad decidieron desligarse de la misma, organizando en el mes de abril de 1939 la Fraternidad Sigma Iota Alfa compuesta de estudiantes latinos de dicha universidad. Como era de esperarse esta nueva agrupación fue recibido con recelo por las otras organizaciones fraternales latinas en el campo universitario y trataron de poner cuanto obstáculo fue posible para evitar su progreso. No importando la oposición la nueva organización logró imponerse sobre las demás y consiguió un rápido y espontáneo reconocimiento, por su buena labor, de parte de las autoridades universitarias. Estando la Fi Sigma Alfa organizada en Puerto Rico con ideales similares a los de la Sigma Iota Alfa en Louisiana, y siendo ambas organizaciones el producto de casi idénticas fraternidades antecesoras, surgieron inmediatamente las negociaciones para fusionar ambas fraternidades en una sola, compacta, fuerte y sincera en sus ideales. Esto fue acordado en una convención celebrada el 10 de septiembre de 1939 en la Universidad de Puerto Rico, organizándose allí la Fraternidad Sigma con sus ramificaciones Zona Fi Sigma Alfa en Puerto Rico y Zona Sigma Iota Alfa en Louisiana (luego se llamó Zona Fi Sigma Beta e incluyó otras universidades del norte).

picture_006small

La Fraternidad Sigma quedó regida por una Secretaría General compuesta por un secretario, tesorero y un cuerpo de consejeros formado por representantes de todos los capítulos organizados de la Fraternidad y residentes en Puerto Rico. Esta Secretaría General tendría a su cargo el control de la Fraternidad, mantenimiento de relaciones cordiales entre las nuevas zonas organizadas y gestionar la creación de otras nuevas. También tendría a cargo la interpretación de cualquier duda respecto a la constitución, así como la organización de las convenciones generales de cada año.

La Zona Fi Sigma Alfa quedó organizada por una junta directiva de la Zona, el capítulo Militante Alfa Boriquén de San Juan, y dos capítulos universitarios, uno en U.P.R. Rio Piedras y otro en el C.A.A.M. de Mayagüez. Años más tarde se reorganizaron los capítulos militantes de Ponce y Mayagüez los que hubo que descontinuar por motivo de la Segunda Guerra Mundial.

 

La Zona Sigma Iota Alfa (Fi Sigma Beta) quedó compuesta por el capítulo Alfa en la Universidad de Louisiana. Luego en el año 1941 fue organizado el capítulo Beta, radicado en la ciudad de Baltimore, Maryland; compuesto de estudiantes de las universidades cercanas (Georgetown, Universidad de Maryland, Universidad de Baltimore, Johns Hopkins, George Washington etc.).

scan0002smscan0004sm

En 1947 surgió en la Universidad de Puerto Rico un movimiento en contra las fraternidades, tildando a estas de antisociales, exclusivistas y otras cosas mas. El movimiento tomo incremento y hasta se llegó a aprobar una ley por la Legislatura de Puerto Rico ordenando la reglamentación de las fraternidades para prohibirles la selección de candidatos y obligarles a aceptar a todos los estudiantes que expresen sus deseos de ingresar a ella. Luego de dar un serio estudio a la situación, la Zona Fi Sigma Alfa resolvió en convención extraordinaria el 4 de mayo de 1947 disolver sus capítulos universitarios de Río Piedras y Mayagüez, retirándose así oficialmente de la Universidad. En un manifiesto que fuera publicado en la prensa del país, aclarando la posición de la fraternidad ante tal situación se hizo la siguiente aclaración:

 

“Ante la situación actual la Fraternidad Sigma, siendo como es una institución internacional cuyas actividades cívicas, culturales, humanitarias y educativas trascienden los límites de la Universidad de Puerto Rico, considera que sería imposible cumplir con los postulados de su Constitución si tuviera que admitir la intervención y la reglamentación que se le pretende imponer. Por tal razón es que con gran pesar que anunciamos nuestra desvinculación inmediata de la Universidad de Puerto Rico, mediante la disolución de los capítulos Alfa y Beta universitarios en Río Piedras y Mayagüez respectivamente.”

 

Los años demostraron la creciente dificultad de mantener una Zona en los Estados Unidos y pretender que funcionara tan bien como la de Puerto Rico. Surgió un movimiento reformista que culminó en el 1964 con el establecimiento de la Fraternidad Fi Sigma Alfa compuesta de capítulos activos y militantes que pueden radicar en Puerto Rico, en los Estados Unidos o en el extranjero. Se eliminaron así las Zonas.

scan0003sm1956smbeta_boriquen_1962_1_1

 La Era de progreso y adaptaciones, (1964 en adelante)

nopaletasm

El Baby Boom de los años post guerra y el desarrollo económico de la isla estaba en todo su apogeo y en las universidades se hizo reflejar. Los jóvenes puertorriqueños se matriculaban en grandes números trayendo consigo un desarrollo en las fraternidades que además de ser proveedoras de unión entre jóvenes y un escape a los arduos estudios también ofrecían hospedaje. La SIGMA gozó durante las próximas dos décadas de extensas matrículas en los capítulos originales y los nuevos que se comenzaban a desarrollar. Al acercarse los años ochenta el boom comenzaba a bajar resurgiendo drásticamente a finales de esta década y continuando hasta los inicios de los noventa.

La década del noventa trajo consigo una ardua persecución hacia las fraternidades, en parte motivado por la muerte de dos jóvenes cadetes del grupo cuasi fraternal las “Panteras” del ROTC en el CAAM y también una demanda por daños y perjuicios perpetrada contra otra fraternidad. Esto trajo consigo una ley para controlar los procesos de iniciaciones y proteger a los candidatos la cual se mantiene en su actualidad en el artículo 111 del nuevo Código Penal de Puerto Rico. La Sigma, Fraternidad que desde 1959 prohibió en sus procesos el uso de la “paleta” se enorgullece en haber sido la primera nuevamente en prohibir extensivamente y previo el Art. 111 los actos en contra de la dignidad física y mental del candidato a iniciarse.

inic901969

 

Todos estos factores han resultado en una reducción de las matrículas de los capítulos activos al comenzar el nuevo milenio. Actualmente las fraternidad se encuentra renaciendo y trabajando extensivamente para reactivar capítulos, que con los tres grandes de San Juan, Ponce y Mayagüez buscan atraer a la juventud universitaria puertorriqueña a la inigualable vida Sigma.

La Sigma se sigue destacando a través de los años en el área de trabajo comunitario y social por medio de los capítulos activos y militantes los cuales siempre llevan acabo sangrías y actividades de recaudación de fondos para distintas organizaciones. La Fundación Sigma es una organización cívica, sin fines de lucro, establecida para ofrecer una gamma de oportunidades para servir a nuestra Sociedad. Con ella, buscamos levantar fondos para poder realizar distintos proyectos civicos propios ó con organizaciones similares, dirigidos al bienestar social puertorriqueño. A través de distintas actividades organizadas por la fundación se busca mantener siempre un nivel económico saludable, para así poder cumplir con dicho propósito.

neofenero1998
neofmarzo98
con3

con5